José Romero Ottonello : Una orquesta completa – Un mago del cello

El pasado lunes 18 de marzo de 2019, el Lic. José Romero Ottonello dio un maravilloso concierto de violoncello en la Basílica Catedral de San José de Mayo. Se realizó en el marco de las actividades organizadas por la Iglesia Diocesana en celebración de la Fiesta Patronal de San José, patrono y protector del departamento, la ciudad y nuestra Diócesis. Interpretó la Suite N°5 para cello solo, con scordatura a la italiana, de Johann Sebastian Bach (1685-750); y la Sonata para cello solo N°8, de Zoltán Kodály (1882-1967), con scordatura Kodály.
Entrevistamos a José después de este arrobo y si bien explica esas bellísimas obras, nada sustituye el goce de su virtuosismo en la Basílica Catedral de nuestra ciudad.

Comienzos en la ciudad de Libertad

_ Es un impactante “tour de force” con estas tan hermosas como exigentes obras. ¿Cuándo comenzaste a estudiar este instrumento que tiene tantas posibilidades cromáticas reveladas en este concierto?

_ Arranqué  desde muy niño, como jugando, y luego fui a clases de piano. Nací y viví en la ciudad de Libertad. En el interior de nuestro país es más difícil estudiar un instrumento como el violoncello. Empecé a estudiar cello en Montevideo con Pedro Laniella.(*)

Curso de Maestría en Chiapas con el célebre Vladan Koci

_ Estás radicado en México, donde cursas una Maestría.

_Llegué a México en diciembre de 2017 y me quedo hasta junio de 2019. Mi maestro  es Vladan Koci,  profesor del Conservatorio de Praga, alumno de los consagrados violoncellistas Milos Sádlo y János Starker. Una eminencia. Él decidió dejar Praga. Allá hay muchos profesores. Se fue a un lugar donde no hay escuela. Yo iba a ir a Praga, pero como él quiso ir a Chiapas, fui tras él.  La ciudad se llama San Cristóbal de las Casas, que es muy cosmopolita, muy antigua, con callejas, en las que se ven muchos indígenas. Ahí se produjo el levantamiento “zapatista” de 1994 [del llamado “Ejército Zapatista de Liberación Nacional”]. Bajaron desde la montaña Huitepec donde yo vivo. Primero las mujeres y los niños, y los guerrilleros detrás, para que no los matasen.

_¡Un lugar emblemático! Elegiste un programa que demanda mucho virtuosismo.

_Este programa integra mi recital de titulación, que será el día 23 de mayo. Estas dos obras son parte del material, junto con el concierto Opus 129 para cello de Schumann. Fue de las últimas obras que él escribió, y la interpreté en Loja (Ecuador), el pasado viernes 15(**). Tuve la suerte de que me invitaran en Ecuador para que tocara como solista con la orquesta.  Además de estas obras voy a interpretar en mi titulación el “Pezzo Capriccioso” [Op. 62], que es una pieza virtuosa de Tchaikovsky. Habrá piezas con marimba en México, porque allá es la cuna de ese instrumento. Voy a tocar algunas obras con marimbistas, y dos composiciones mías que estrenaré el 23 de mayo.

Sublime Bach

Concierto de cello de José Romero Ottonello en la Basílica Catedral de San José de Mayo (Foto: Igor Alcalde)

_Interpretaste obras con scordaturas particulares, que perfeccionan la interpretación. Una de Bach y otra de Kodály.  

_ En la Suite de Bach, en el caso del violoncello, se baja la afinación para la cuerda de “La”, a cuerda de nota “Sol”. Te queda entonces “Do, Sol, Re, Sol”, es un acorde de novena, pero no se sabe si es Mayor o menor, básicamente, un acorde de Do.  Enriquece mucho, porque la tonalidad de la pieza es en Do Menor y todos los armónicos se retroalimentan. El sonido es muy oscuro, porque la cuerda de “Sol” no es tan brillante como la nota “La”.

_Se logra un sonido envolvente, difícil de describir.

Kodály danza entre cumbres y valles

_ En la Sonata de Kodály, la “scordatura” permite algo más extendido aún. Él dejó las dos cuerdas superiores  en su forma original: “La” y “Re”. A las cuerdas graves

(3ª y 4ª ),les bajó un semitono al “Do” y tienes “Si”. El “Sol”, como “Fa sostenido”, quedándote un acorde de “Si menor” con las cuerdas abiertas.

_ Tu mano izquierda hace un permanente recorrido: sube y baja casi febrilmente por mástil, diapasón, hace pizzicatos (pellizca las cuerdas). El arco de tu mano derecha tampoco tiene tregua. Hay momentos en que percutes como si fuera un tambor…

_Sí, es el ritmo de la letanía. El 2° Movimiento de la Sonata de Kodály es como algo onírico, como si fueran los campos de Hungría, porque hay una neblina que se forma sobre esos campos, que no pueden verse claramente. Se “ven” las montañas…

_ Uno “siente” las montañas en esos sonidos…

_ Gracias a esa “scordatura”, el instrumento amplía el registro de esta obra. El “Si” es un semitono más en el instrumento. No es el cello que conocemos…

_ Es un cello enriquecido que muta. En algunos momentos es un violín, en otros, un contrabajo, una viola… ¡Es una orquesta completa!

_ El 3er Movimiento “es” una orquesta completa (risas). Esa era la idea. La riqueza armónica que estructura Kodály en el cello logra eso.  Kodály es el trabajo de mi Tesis de Maestría. Mi investigación me ha llevado un año de trabajo, pero creo que va a servir, ya que tiene 160 páginas en las que hablo de todos los aspectos de este compositor y de su obra.

_ Vas a cursar el Doctorado en Estados Unidos…

_ Planifico irme en agosto a “Louisiana State University”  (Universidad Estatal de Luisiana, EE.UU.), en la ciudad Baton Rouge, sobre el río Mississipi.

Comentario sobre el concierto:

El concierto fue una amorosa “batalla” con el cello, por lo ardua y permanente, logrando una gama de sonidos que ejercieron un efecto casi hipnótico en el público. 

En la Suite de Bach, a pesar de ser un compositor más conocido, recorre renovadas armonías.

En Kodály sentimos las montañas, lo escarpado, lo vertiginoso, agudos  inesperados, “pianíssimos”, y  la policromía de las danzas tradicionales húngaras.

(*) José Romero Ottonello nació en Libertad, San José, Uruguay. Inició sus estudios de cello con Pedro Laniella. Siguió sus estudios formales en la Escuela Universitaria de Música (EUM), con Lucrecia Basaldúa. Se graduó en 2016. Tomó clases magistrales con consagrados músicos de Holanda, Brasil, Finlandia, Alemania. Participó en Festivales de Música y de Violoncello en Uruguay, Panamá, Brasil, Argentina, Estados Unidos, Suecia… Ganó los fondos del FONAM  para la compra de un arco Collin Mezin, y para pagos de colegiatura de su Maestría; el Concurso de Juventudes Musicales en 2012; y la Beca SUDEI para estudios de perfeccionamiento. Como productor organizó el“MVD Jazz Festival” en Uruguay (2017-2018). José toca un violoncello del artista Aníbal Fulquet de 1927. Fue violoncellista en la Orquesta Sinfónica del SODRE (2011-2017). Asimismo, fue primer cello en orquestas de Montevideo: Camerata Académica de Montevideo, Orquesta del MEC, Camerata del MEC, Orquesta de la EUM. Trabajó como Grado 1 de la UDELAR (2011-2014). Estudia Maestría en la Universidad de Artes y Ciencias de Chiapas en México, con beca completa por la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, para realizar sus estudios con el virtuoso maestro Vladan Koci, emérito profesor del Conservatorio de Praga (República Checa).

(**) José Romero Ottonello hizo una Gira Latinoamericana. Realizó sus conciertos de cello en las siguientes fechas y lugares: 10-03-19- Iglesia  Nuestra Señora de los Dolores y San Isidro, Libertad, San José, Uruguay.15 -03-19-Iglesia del Valle, Loja, Ecuador. 18-03-19-Basílica Catedral de San José de Mayo, Uruguay.19-03-19-Catacumbas de la Iglesia de San Francisco de Asís, Montevideo, Uruguay. 

Nota periodística publicada el 02 -04-19 en pág. 7 de “Visión Ciudadana” de San José de Mayo, San José, Uruguay. www.visionciudadana.com.uy periodicovisionciudadana@gmail.com

Información de Contacto

San José de Mayo, Uruguay