8 de noviembre en el Macció- LARBANOIS & CARRERO 40 AÑOS EN VIVO

El viernes 8 de noviembre de 2019, a las 21 horas, «EXIT»  presentó  a» Larbanois & Carrero 40 años en vivo» en el Macció. Estos excelentes músicos e intérpretes, han conquistado al público desde 1977 como emblemático dúo. Su trayectoria en la música popular, ha fascinado a varias generaciones, desde la dictadura cívico-militar de nuestro país (1973-1985), hasta ahora. Sus poéticas letras y sus depurados arreglos musicales y de voces, demuestran cuán exigentes son con sus creaciones.  En ellas expresan sus vivencias, anhelos, y procuran ser el reflejo del sentir de la gente. Incluyeron en este recital temas «clásicos» y canciones acompañadas por textos como hilo conductor. Nuevas armonías…

Entradas: Platea y Palcos: $650. Cazuela: $500. Paraìso: $350.  Venta por Tickantel. Red Pagos y Abitab.

Entrevistamos a Mario y a Eduardo en el “Café del Teatro” [Macció], merced a la gestión de Roberto Soria de la Productora “Exit”.

Mario Carrero y Eduardo Larbanois en el Macció (**)

Albores del dúo Larbanois-Carrero y del «Canto Popular»

_ Ustedes han venido al  Macció casi sin pausas. El disco de los 40 años(*), editado en noviembre de 2017 tiene la imagen del “árbol sin raíces no aguanta parado en ningún temporal”…

Mario Carrero:_ Sí. Son 14 canciones bastante representativas de toda la trayectoria del dúo.

_ Recopila las canciones de 1977 a 2005… ¿Cuándo empezaron como dúo? Se conocieron en un Festival, ¿no?

_ Arrancamos por el ’77, pero no como dúo. Nos conocimos en 1973 en el Festival Nacional de solistas, dúos y grupos, que organizaba el Club Estudiantil de Paysandú con representantes de todos los departamentos. Coincidía con el final del Festival de Cosquín, por lo que los que ganaban se presentaban después con participantes del de Cosquín. Era una suerte de Cosquín en Paysandú. Fui como solista representando a Montevideo y gané. Eduardo fue representando a Tacuarembó con el dúo “Los Eduardos”, que integraba con Eduardo Lagos. Ahí nos conocimos y estuvimos de algún modo conviviendo durante el Festival. Después iniciamos una amistad que empezó aafianzarse con los primeros trabajos artísticos, en los años ’76-’77.  Eduardo ya no tenía dúo. Actuábamos como solistas y uno acompañaba al otro. Eso fue en los inicios del fenómeno del  “Canto Popular”. En 1978 actuamos ya por primera vez como dúo, pero antes ya se decía que subían al escenario Larbanois y Carrero, y hacíamos algunas canciones a dúo.

Podríamos también ubicar la consolidación del dúo en una actuación “oficial” en el Colegio San Juan Bautista en Montevideo, en un importante Festival organizado por el “Grupo Suelos Generación `77 de la Facultad de Agronomía”. No teníamos nombre como dúo y preferimos seguir como nos presentaban siempre: los Larbanois- Carrero.

La dictadura evitaba reiterar el error de generar mitos

 _ Es maravilloso que esos  años  se compilen en ese hermosísimo disco mencionado. Es difícil elegir temas. Todos tienen su encanto.  Imagino que varias canciones se prohibieron durante dictadura de nuestro país.

_En general, la dictadura no hacía prohibiciones específicas ni de grupos, ni de artistas, ni de canciones. Según se nos planteó en aquella época varias veces, no quería reiterar el error de generar mitos. Ellos sostenían que se habían equivocado con lo que habían hecho con toda la generación anterior: Galeano, Benedetti, Zitarrosa,  Viglietti, Los Olimareños, Numa Moraes, El Sabalero, el Teatro El Galpón… Todos fueron obligados a exiliarse.

_ Esos escritores y/o artistas exiliados se transformaron en víctimas y para muchos, en héroes…

_ Ellos no querían repetir el error de generar mitos con los artistas que estábamos en Uruguay durante la dictadura. Hacían prohibiciones erráticas: o prohibían a Eduardo o me prohibían a mí, pero no al dúo.

Eduardo Larbanois: _ El grupo “Canciones para no dormir la siesta” tuvo grandes dificultades y dentro de ese grupo Horacio [el Corto] Buscaglia.

M. Carrero: _ Washington Carrasco y Cristina Fernández también las tuvieron.

Hecha la arbitraria ley, hecha la merecida trampa

E. Larbanois: _ Una vez (tal vez en el ’78), llegamos a un local en el que íbamos a cantar y un policía se acerca y me dice: “¿Usted es Larbanois?”. Me mostró un papel en el que el Comisario escribía que yo no podía subir al escenario. Le explicamos al policía que estábamos contratados, y que no queríamos contravenir esa orden. Yo no subí al escenario, pero canté desde abajo. El pobre policía me decía “¡Usted me compromete!”. Yo le contesté que la orden no establecía que yo no pudiese cantar…

Después fueron más precisos: No podías estar en el radio de cinco cuadras del lugar del espectáculo, para no comprometer a los organizadores.

M. Carrero: _ Las primeras prohibiciones eran realizadas por la Comisaría de la zona del espectáculo. La censura aún no era sofisticada. El movimiento de Canto Popular se fue incrementando en cuanto a artistas y a convocatoria. Las prohibiciones no surtían efecto, porque se presentaba ante las autoridades con anticipación: artistas, letras de las canciones…Prohibieron artistas, canciones, palabras…¡hasta sonidistas! Los espectáculos se hacían a pesar de todo eso, lo que provocó que la censura comenzase a realizarse por los Servicios de Inteligencia de la Dictadura, que dependía de los altos mandos militares y se tornó más dura y suspicaz. El pueblo consideró a los artistas más allá de la censura.

Mario Carrero & Eduardo Larbanois (**)

“La gente nos cobijó”

 _ Pensemos en  canciones como “Ocho letras”, “Zumba que zumba”, tan solicitadas por la gente, pero urticantes para esa época…

E. Larbanois: _ La gente nos cobijó. Fijate la proyección que teníamos los diferentes artistas, incluso cuando viajábamos a Buenos Aires. Nos anunciaban como “Canto Popular Uruguayo”, no como Wáshington y Cristina ni como Larbanois-Carrero. Se masificó el concepto y la gente asistía sabiendo que habría problemas o prohibiciones. Nos llegaron a hacer apagones. ¡Era peor! La gente geeneraba un ruido ensordecedor.

M.Carrero: _ Una vez, en el “Club Praga” de Mercedes, nos llevaron a la Comisaría y nos dijeron que cantáramos las canciones que no estaban tachadas. Agregaron: “Cantan, y se van”. Cuando empezamos a cantar la primera canción, se cortó la luz.La gente cantó “¡Se va a acabar, se va a acabar!…” La luz se encendió de inmediato…

No solo los artistas pasábamos por estos problemas. En un grupo de viaje con artistas, los organizadores  tenían que llevar toda la documentación y datos de todos.

_ A los maestros nos obligaron a tener un Certificado de Buena Conducta.

E. Larbanois y Mario Carrero: _ Los ciudadanos estaban clasificados con las letras A, B, C, de acuerdo al “orden de peligrosidad”.

E. Larbanois: _ … Y de los “antecedentes ideológicos negativos”.

_ Era muy vago lo de los “antecedentes ideológicos negativos”. Vivimos esas presiones y miedos  constantes.

M. Carrero: _ Si llevaban detenido a alguien que consideraban “peligroso” y encontraban tu nombre en la agenda, ya iban a tu casa. Y si encontraban en ella discos de “Los Olimareños” o libros de Galeano o Benedetti, eras también peligrosa.

E.Larbanois: _ Hoy les contás a los jóvenes eso y no te creen. Si andábamos más de tres personas en la calle, era “asonada”. Cuando organizabas un cumpleaños, debías pasar datos de todos los invitados. La gente se olvida y hay otros a quienes eso no les importa.

Canciones icónicas en el Macció y avance de  nueva propuesta

M. Carrero: _ Este viernes haremos una síntesis como en el disco. Cada canción tiene su porqué. Nunca hicimos una “de relleno”. No fue fácil seleccionar. El disco de 2017 compiló canciones que nos pertenecen como dúo, para que quedasen en nuestro poder. Algunas pertenecían a un sello de grabación determinado y no las podíamos hacer. Pasó con “Cuando cante el gallo azul”: por eso la grabamos de nuevo.     “Santamarta”, “Milagro” y otras que ya nombramos, son emblemáticas.

E. Larbanois: _ En el espectáculo procuramos hacer las versiones tal como están en la memoria de la gente.

_¿Qué van a estrenar?

_Estamos preparando un trabajo con canciones y textos.

E. Larbanois: _ Las canciones y los textos se van zurciendo.

M. Carrero: _ A veces la canción va a sostener al texto, otras veces el texto sostiene a la canción o se van a complementar. Trataremos de hacer un adelanto. Quizá después se publique con las canciones

(*) Disco “40 años Larbanois & Carrero. Montevideo Music Group, 2017. Grabadas y mezcladas por Gustavo Montemurro, productor artístico del disco. Temas: Cuando cante el gallo azul. Zumba que zumba. Ocho letras. De un cantor y su guitarra. Milagro. Escobita de arrayán. La Martín Aranda. Santamarta. Comparsa silenciosa. Ayer crucé la frontera. ¡Arde el candombe! ¡Ay, quién pudiera!. Autocrìticas. El hombre…¡digo!a fue 

(**) Fotografías: gentileza de «EXIT».

—————————————————————————————————————-

Esta entrevista fue publicada  en la pág. 13 del periódico «Visión Ciudadana» el  jueves 7 de noviembre de 2019. 

      

Información de Contacto

San José de Mayo, Uruguay

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram