Con la Profesora  Mirtana López – Encuentros gozosos con la lectura y la tecnología

La Cultura en Tiempos del Coronavirus                             

 Por RSMC

             Entrevistamos a la Profesora Mirtana López, de gran prestigio como docente de Literatura, Directora e Inspectora de Secundaria. Desde que se jubiló, tiene en el Museo de San José el Taller “Encuentros para leer juntos”.  Ahora se hace por Zoom, los martes, de 17.30 a 19 h.

            Por consultas: museodesanjose@gmail.com

 _ ¿Tu taller del Museo se sigue llamando “Encuentros para leer juntos”?

Profesora Mirtana López: _ Sí. Hace 10 años, el  taller se inició a instancias de María del Huerto Tornesi (*). Yo iba a asistir como alumna  a algún taller del Museo, cuando entré en la Jubilación total, pero María me dijo que al taller lo iba a dar yo. Así empecé. Mi propósito era guiar lecturas y ha dado resultado.

La Directiva del Museo organizó en el pasado febrero, una reunión con los profesores de los distintos talleres. En ella  planteé que no estaba muy segura si  iba a poder continuar, por mi problema respiratorio crónico.

Decidí iniciar el taller, pese a esas dudas. Antes de hacerlo, surgieron las restricciones por la pandemia del COVID-19. Hay  integrantes del taller que son médicas. Entre ellas, la Dra. Inés Cereijo, quien dijo: “No podemos reunirnos”. La Dra. Araceli Rodríguez opinó lo mismo. El pasado martes 31 de marzo, iniciamos el taller con la plataforma Zoom. Fue medio accidentado, porque recién incursionábamos en Zoom, pero nos dio una enorme alegría vernos las caras y sentir nuestras voces. Si bien esta tecnología aleja la relación humana, logra que se tenga más respeto hacia lo que el otro está diciendo. En una clase o taller presencial, eso generalmente no pasa. Nuestro promedio de edad es bastante alto (risas). Sin embargo, nos adaptamos con gran facilidad.

El uso del Zoom nos introduce en la “nueva normalidad” (risas), designación de lo que nos está pasando que yo discutiría,  pero ahora el taller, además de la lectura de autores, tiene otros objetivos.  En este caso han sido las médicas, que dominan la tecnología, quienes los concretaron. Mi taller tiene dos caras: la lectura y la tecnología (risas). ¡Aprendemos de todo! Las doctoras estaban cargadas de la introducción, que ahora ya asumió Olga Viera [integrante de la Directiva del Museo].

_ Olga es actualmente “la anfitriona” de la Sala Zoom…

_ Sí. Ella es la responsable de iniciar el taller. “Nos abre la puerta virtual” del Museo (risas).

Hay una  añoranza del contacto directo, pero también una valoración de la comodidad. Un martes que hacía mucho frío, comentamos que no habríamos ido al Museo. Hacemos el taller los martes de 17.30 a 19h. Somos más estrictos con el horario por el Zoom.

 “Juntarse para leer juntos, es juntarse para recrear la vida a partir de otras realidades (…)”

 _ Tú siempre haces un programa mínimo tentativo de libros, que adaptas a las sugerencias de los integrantes del taller…

_ Así es. Algunos escribieron algo por whatsapp cuando les comenté que me ibas a entrevistar. Entre otras reflexiones estaba la siguiente: “Juntarse para leer juntos, es juntarse para recrear la vida a partir de otras realidades. Analizamos y además descubrimos palabras de los escritores que las describen.” Me pareció muy lindo… Lo expresó María Luz García, una de las integrantes del taller. Ella trabaja como Pediatra en la Asociación Médica de San José. El hermano de María Luz, Alberto García, quien también es médico, se integró al taller desde Montevideo (risas).Tiene problemas de salud y debe estar confinado.

A menudo, cuando hacemos las lecturas, aparece alguna información relacionada con la ciencia y ahí yo recurro a los que pueden asesorarme dentro del taller.

“Martín Fierro”: descubrimiento de una obra cardinal   

Martín Fierro, de José Hernández

_¿Qué libro tomaste para el inicio?

_ Empecé con un “boom”, que  fue una presión para mí, pero quedaron encantados con lo que habían descubierto: ¡“Martín Fierro”, de José  Hernández!

_ ¡Nada menos!   Un gran desafío… ¿Cuánto tiempo les llevó?

_ Estuvimos hasta el martes pasado [12 de mayo]. Fueron lecturas tranquilas y comentarios del Martín Fierro. Nos asesoramos sobre las referencias históricas… Una obra como esa te obliga a leer mucho. Confieso que no lo había leído. Descubrimos unos fragmentos. Mi intención era partir del Martín Fierro, para dar el segundo paso. Este es el “momento bisagra”. Vamos a leer tres cuentos de Jorge Luis Borges que tienen que ver con esa obra.

_ Haz por favor un comentario sintético de esas lecturas del Martín Fierro…

_ El grupo en general descubrió la inmensa poesía de Hernández, y la seriedad  en el tratamiento del gaucho de mediados del siglo XIX. Muestra las injusticias sociales y permite un enfoque histórico. Tuvimos que hablar sobre Sarmiento, que fue también enorme, pero en algunos aspectos fue muy retrógrado, entre otras cosas, con los gauchos.

_ Sarmiento era bastante racista y clasista…

_ Lo dijo usted pero es muy cierto (risas). Ahí surgieron varios temas y menciones a escritores de la época como  Lucio V. Mansilla [argentino], y su obra “Una excursión a los indios ranqueles”. El grupo empezó a pesquisar en diversos temas, a partir de todo eso.

_ El gran Roberto Fontanarrosa pone a los indios ranqueles en su maravillosa historieta “Inodoro Pereyra”…

_ Nosotros aludimos a Fontanarrosa, y en su casa cada uno hacía sus lecturas. Comentamos también la película protagonizada por Alfredo Alcón [Argentina, 1968- dirigida por Leopoldo Torre Nilsson].

Tres cuentos de Borges, el monstruo

Estamos por comenzar con Borges, el monstruo. Creo que este martes (19 de mayo), ya lo leemos directamente. Los comentarios o introducción general, a veces los hacemos en la mitad o cuando cuadre.

Les pedí que escucharan una conferencia que Jorge Luis Borges dio en Montevideo sobre Martín Fierro, que está en Google, que comentamos.

Se podría tomar mucho más de Borges, pero leeremos  “Historia del guerrero y la cautiva”, “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz” (gran cuento), y “El fin”. Ivonne Altieri, del taller, dice que “El fin” es el cuento más impresionante que ha leído. Esos cuentos nacen de la interpretación que hizo Borges del Martín Fierro. Uno de ellos cambia el fin del Martín Fierro…

Murilo Rubião, José Monegal, Luis Sepúlveda

Después de un clásico, es bueno trabajar con autores valiosos, pero poco conocidos. Me gustaron mucho los cuentos  “La ciudad” del escritor brasileño Murilo Rubião, y “Cerrazón”, del uruguayo José Monegal.

Haremos una suerte de homenaje a  Luis Sepúlveda, el autor chileno que falleció este año, leyendo su cuento “¡Salud, profesor Gálvez!”. Me apela mucho ese cuento de profesores…

_ ¿Por qué será? (risas). Muchos tuvimos la fortuna de tenerte como profesora de Literatura…

_ ¡Callate, cállate…! Estará “Últimas noticias del Sur”, también de ese autor. Hace un viaje con un fotógrafo. El libro es de los dos, porque tiene muchas fotografías. Está editado por Banda Oriental. Hacen un recorrido actual de  la zona donde estaban los indios de los tiempos de Martín Fierro. Van hacia el sur de la Argentina.   Todo tiene algún vínculo con Martín Fierro y la literatura gauchesca.

Tal vez les deje para las vacaciones,  “El colgajo”, del autor francés Philippe Lançon,  que había planificado para el inicio del taller de este año.

_¡Qué título! ¿De qué se trata?

_ Es el relato que hace este periodista del ataque terrorista que sufrió el semanario francés “Charlie Hebdo” el 7 de enero de 2015. Murieron muchos periodistas y  Lançon quedó deshecho. Le quedó la mitad del rostro colgando.

_¡Qué terrible, lo del “colgajo” es literal!

_ Él estuvo en el sanatorio durante meses a líquido y  suero. Tuvo sucesivas operaciones y luego cirugías estéticas, para sanar todas las heridas de su cuerpo. Esa es la historia real, pero él la relata de una manera espléndida. Cuando mencioné esa novela, con el bajón que teníamos con el Coronavirus, me dijeron: “¡Ay, no, Mirtana!” por eso nos decidimos por el Martín Fierro. ¡Les levantó el ánimo! ¡María Luz García “dos por tres” se manda una estrofa rimada, que ni te cuento! (risas).

Ahora con Zoom, cada uno piensa más lo que va a decir, se filtran más los comentarios. Esto es una rueda de amigos, porque hace años que estamos juntos, pero los chistes y el afloje, casi no se da. El momento para la distensión debe concederse “oficialmente”…

En eso estamos… Estoy agradecidísima a los avances de la tecnología que se hicieron en el gobierno anterior. Si no contáramos con la fibra óptica, nada de esta comunicación sería posible. Las escuelitas rurales y algunos barrios se pueden conectar a internet, y lo del Plan Ceibal, tiene su valor. Falta bastante aún, pero es fundamental.

(*) María del Huerto Tornesi fue durante una década Coordinadora General del Museo de San José.


Esta entrevista fue publicada el 19-05-2020, en la pág. 7 del periódico «Visión Ciudadana», de San José de Mayo, Uruguay

Información de Contacto

San José de Mayo, Uruguay

Follow by Email
Instagram