Exposición de Artista Tania Astapenco “Pájaros en la cabeza» en Espacio Cultural

El  16 de noviembre de 2019 ,  se inauguró en el Espacio Cultural San José, la Exposición  “Pájaros en la cabeza”, de la artista plástica Tania Astapenco. Son aproximadamente 30 obras, que expresan sentimientos, sueños, tristezas y reconstrucciones vitales principalmente de mujeres. Cuadros, platos, esculturas y varias técnicas de cerámica(*), de una artista que  investiga y se arriesga a tomar siempre nuevos rumbos. Poemas, reflexiones y letras de canciones enriquecen varias de las obras. Es una exposición inclusiva para personas ciegas y de baja visión, que permite reconocer texturas y formas, mediante el tacto directo de las esculturas. Los textos explicativos también están en sistema Braille. Conversamos días atrás con esta artista. La muestra podrá visitarse de lunes a jueves, de 9 a 15 h; viernes de 9 a 15h y de 18 a 21 h; sábados de 18 a 21 horas. Hasta el 4 de diciembre.

Obras que se miran y… ¡que se pueden tocar!

_ Trabajo con barro en esculturas cerámicas. “Pájaros en la cabeza”, tiene que ver con todo aquello que nos sobrevuela: nuestros pensamientos, emociones… Trato de plasmarlo en el barro. Esta muestra se inauguró primero en Montevideo,  en el espacio Fundación Banco República, en el “Museo del Gaucho”. Mientras estaba exponiéndola en esa sala, me hicieron una nota y me presentaron como “artista visual”… Eso me quedó “picando”. Yo trabajo con las manos  y son ellas las que me guían. Por eso pensé que podían visitar esta muestra personas ciegas o de baja visión, para conocer mis obras a través del tacto. Me planteé ese desafío de que pudieran tocarlas…

_ En seguida pensamos que se pueden quebrar…

_ En general se trata de preservar la obra de Arte, y se establece el límite físico para no acercarse. Quise romper esta barrera, porque mi obra me lo permite.

Platos, esculturas, “planchas”, con mujeres que se rearman

_¿Cómo surgen estos “Pájaros en la cabeza” ?

_Hace unos cuatro años. La expresión “Pájaros en la cabeza”, es muy popular. En la escuela le decimos así a un niño muy distraído o“¿Tenés los pajaritos volados?” A mí me gusta acompañar mi obra con la poesía, con la literatura, que aparecen en la muestra. Hay tantas expresiones relacionadas con eso, que pensé que lo tenía que plasmar. Esos “pájaros” no solo se refieren a lo lindo que nos pasa, sino a otro tipo de sentimientos.

_ Tú modelas cabezas…

_Fundamentalmente cabezas, pero también he trabajado expresiones en platos artísticos en cerámica, que no son utilitarios, sino platos más grandes con bajorrelieves. Me paro desde mi lugar en el mundo y en los platos y en las esculturas,  aparece mucho la figura de la mujer, la maternidad, la mujer enfrentando la vida… En un plato aparece una obra que se llama “Hija”: Tiene que ver con el momento en que mi hija Carla quedó embarazada y yo me convertí en abuela. Todo lo que me pasa en la vida, lo vuelco al barro.

          Pájaro que adormece (Plancha)

“El barro nos moldea”

 -¿Cómo es tu proceso creativo?

_ Uno prepara el barro con una arcilla gris, roja o puede ser la greda. Uno lo va modelando, lo que lleva bastante tiempo, no solo para expresar la idea, sino también porque se deben respetar “los tiempos” del barro. Debe secarse un poco, tomar textura, para poder armarse. Se retoma al otro día, se espera nuevamente antes de seguir. Nosotros moldeamos al barro y él nos moldea  a nosotros, para no apresurarnos. Hay que desarrollar asimismo la capacidad de frustración cuando se cae, se rompe… Cuando uno trabaja el barro desafía la gravedad, ya que hay que darle el sostén necesario para poder seguir elevando esa obra.

_También trabajas en “planchas”… ¿Cómo son?

_ Las  planchas son piezas planas como baldosones, pero no tan geométricas. Son de formas más libres. En las planchas trabajo un esgrafiado o un bajorrelieve. Compongo esas piezas junto con el hierro y la madera, que terminan de armar la obra. Aparecen como dije, mujeres, relacionadas con “Los pájaros volados”, por sus situaciones vitales.

Quijota

La «Quijota»  y la valerosa filósofa Hiparquía

Se ve un personaje importante: Quijota. Tomo al Quijote con su personalidad de aventurero, con sus pajaritos volados, pero con esas ganas de desafiar al mundo, de hacer justicia… Pensé : ¿cuántas Quijotas conozco?

En la  escultura de la Quijota se nota el pasaje de la vida, pero ella se (re)arma y sigue adelante, como pasa con todas las mujeres que han pasado situaciones adversas. Es también una especie de homenaje.

_ En el afiche de la exposición, vemos la escultura de otra mujer: Hiparquía. Es una cabeza de mujer que tiene alguna distorsión…

_ Sí. Hiparquía es griega, considerada una de las primeras mujeres filósofas, del 346 Antes de Cristo. Estudié sobre ella y mis hijos me ayudaron a encontrar más información en Internet. No encontré nada en libros. Ella formaba parte de los denominados “Filósofos Cínicos”, que eran considerados en la Antigua Grecia como  filósofos   “menores”. No hay cosas escritas por ellos, pero sí datos escritos sobre la vida de ellos.

Hiparquía se enamora de Crates, quien era su maestro y decide vivir con él debajo de los pórticos, en la calle, y se visten con harapos. El rol de la mujer era hacer telares en la casa, no salir ni participar de la vida ciudadana, ni de las asambleas. Su familia quería preservarla y que hiciera lo que era aceptado por la sociedad griega. Ella desafiaba todo eso.

 Hiparquía

                 _¡No se ha inventado nada! ¡ Fue una suerte de “feminista”! (risas)

_La familia de ella le pide a Crates que la convenza de que no puede irse con él . Crates no era muy agraciado físicamente, y se quita la vestimenta y dice “Lo que tengo para ofrecerte es esto”. No tenía posesiones. Hiparquía se va con él. Me pareció maravilloso ese acto de valentía y de autenticidad.. Es una apuesta al amor, a cambiar las cosas y a desestructurarse. Por eso esa escultura tiene un cuello muy largo, por esa necesidad de emerger. Es una mujer en un proceso de metamorfosis. Hay como un sismo  en ella, en un lado, con una expresión de angustia en el rostro y en el otro lado se ve su transformación en una mujer más libre.

_ Observamos su cabello “que emprende vuelo” en ese lado que muta.

_ El cabello va suelto de ese lado y tiene un pajarito, que vive en un gran nido que está en la cabeza de esta mujer. Juego con todas esas ideas.

_Se percibe toda una elaboración filosófica, psicológica…

_Sí. Hay una figura en este caso masculina, que está como carcomida, en alusión a esos sueños que no nos dejan dormir o ideas recurrentes que como un pájaro  carpintero nos horadan… No todas son lindas ideas. Hay otros pájaros que nos erizan, y aparece la mujer erizada…

_Expones además pequeños cuadros.

_Sí. Están hechos sobre una pasta de papel. Se mezcla la arcilla con  papel y agua. Trabajo esa pasta en finas capas, con diferentes texturas y sobre ellas imprimo el dibujo.

La cerámica surge después que pasa por el calor. El barro pasa por el calor y cristaliza, transformándose en cerámica. En la muestra hay diferentes técnicas…

(*) Terracota, esmalte, óxidos, engobes, rakú…

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Esta entrevista fue publicada el 12 de noviembre de 2019, en la pág. 7 del periódico «Visión Ciudadana», de San José, Uruguay.

 

 

 

 

Información de Contacto

San José de Mayo, Uruguay

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram