Con Danilo Villero – Taller de cerámica en el Museo

La Cultura en Tiempos del Coronavirus   – Por RSMC                      

El pasado 3 de agosto de 2020,  retornaron varios talleres en forma presencial en el Museo de San José.  El Taller de Cerámica se inició hace tres semanas.  Está dirigido a niños, jóvenes y adultos, y cumple con todos los protocolos sanitarios.  Danilo Villero tiene a su cargo este taller, cuya docencia compartirá en algunas instancias con Mariana Méndez, quien fuera (su) docente en el  Museo. Cada pieza implica alegrías, incógnitas y un reto creativo constante, como se percibe en esta conversación con Danilo, quien siempre  ha estado  ligado al arte.

            Este taller se realiza miércoles y jueves, de 18.30 a 20 horas. Por consultas, llamar al Museo de 15 a 18 horas: 434 23672; 098 625 354 (WhatsApp). museosanjose@gmail.com

_ Este es el primer año que das clases de cerámica en el Museo.

_ Sí. Fue una propuesta que me hizo Mariana Méndez. Yo fui su alumno durante cuatro años en el Museo. Ella no podía dar clase este año y yo acepté dar clases para los que recién se inician, abordando las técnicas principales de la cerámica, bajo la supervisión de Mariana. También acordamos que ella realice más adelante algunas “Clínicas de Cerámica” con los alumnos, tomando temas puntuales.

_ ¿Qué día es el taller?

_ El miércoles de 18.30h a 20h. Tal vez agreguemos un día más, para enriquecer el intercambio que conlleva un taller. Eso permitiría que todos tengamos más tiempo para expresarnos. Trabajamos en un salón del Museo que está en la planta alta. Los hornos están en la planta baja.

Nociones de las principales técnicas

_ Tienes alumnos de distintas edades y no se exige que tengan nociones previas.

_ Hay alumnas de 10 años,   y de 18 y 20 años. Pueden asistir adultos y también gente que ya hacía cerámica.

Nosotros les damos a los que no tienen nociones previas, las técnicas principales para empezar a trabajar.

_ ¿Cuáles son las técnicas que enseñas?

_ Los principiantes deben aprender la  dosificación de la arcilla que usamos. Se explica cómo realizar el amasado de la arcilla. A veces también se emplea un globo para armar una pieza…

Se enseña el modelado de mesa: “chorizos”, cintas, ahuecados, planchas, devastado de bloques. Hay trabajos de molde, y con torno (este, tiene su complejidad).

Los “chorizos” y/ o también las cintas que se hacen con la masa, se van uniendo para obtener distintas formas que configuran la pieza que se quiere realizar.

En las “planchas”, se realiza una masa y con un rodillo se le va dando forma, como si se estuviese preparando la masa de una torta frita. Se recorta y se va pegando de acuerdo a lo que uno quiera armar.

_ ¿Cuáles son las herramientas específicas para trabajar la cerámica?

_ Devastadores, espátulas de distintas formas, hojitas de sierras para cortar y tallar… Los devastadores se emplean para ahuecar la masa.

   Taller de Cerámica en el Museo

El Museo proporciona todo el material

_ ¿Los alumnos deben traer el material que emplean?

_ No. El Museo proporciona todo el material necesario para el taller. Se emplea arcilla que se compra, y se mezcla con feldespato y cuarzo, para que la pieza no se quiebre cuando esté en el horno.

_ ¿Haces tú esa mezcla?

_ La hacemos con los alumnos. Ellos aprenden cómo hacerla. Después deben amasar. Cada alumno tiene su porción de masa, para poder realizar posteriormente los pequeños cuencos o cacharros. Ese es el principio…

Pinturas, esmaltes, engobes…

_ ¿Qué otras nociones básicas se dan?

_  Se enseña cómo decorar y pintar cada pieza. Primero se hace la pieza, que debe secarse. Luego se lleva al horno. Se pinta y vuelve al horno, si es una pieza esmaltada.

_¿Qué temperatura debe tener el horno?

_ La masa se cocina a 900 º C. Cuando se esmalta asciende a 1040º C.

_ ¿Qué utilizan para pintar las piezas?

_ Hay de todo. Los óxidos… Otra de las técnicas es  el engobe. Se mezcla arcilla con pintura, y luego se coloca en el horno.

También se puede mezclar un tipo de masa con un color y otra, con un color diferente y se trabaja con eso. Se pone en el horno y al sacar la pieza, se le puede dar un barniz.

             Una alumna del taller, concentrada en su tarea

“Mi objetivo es compartir ideas y trabajar juntos en el taller”

_ ¿Cómo han sido estos primeros encuentros con tus alumnos?

_ ¡Impecables! Ya conocía a algunos de los alumnos, porque ellos y yo habíamos sido alumnos de Mariana en años anteriores. Insisto en que no se trata de que yo les enseñe. Mi objetivo es compartir ideas y trabajar juntos en el taller. ¡Aprendemos juntos! (risas) Uno siempre sigue aprendiendo…

_ A ti te gusta mucho esta tarea…

_ He estado vinculado siempre al Arte. Cuando yo era adolescente, asistí al Taller de Pintura del Museo, que estaba a cargo del Artista Plástico Osvaldo Leite.

_ Leite fue uno de los grandes artistas que dieron talleres en el Museo. No en vano los talleres de esta institución han sido semilleros de varios artistas plásticos.

_ Cuando estaba en el Liceo, tuve como profesor a Hugo Nantes, nada menos.

_ Sí. Fue también mi profesor y fue otro de los docentes emblemáticos del Taller de Pintura del Museo…

_ Siempre estuve vinculado a la pintura, por lo que fuera del horario del Liceo, traté de estar en contacto con Hugo para hacerle preguntas, para aprender más…

“Siempre me gustó dibujar y pintar”

_ Ahora estás jubilado. ¿Dónde trabajabas?

_ Trabajé durante 35 años en la Intendencia de San José, en la Sección de Arquitectura, en planos y dirección de obras.

_ Tú y yo fuimos condiscípulos en la Escuela Primaria (Escuela Nº 45 de San José), y a ti te fascinaba dibujar. Lo hacías muy bien desde que eras un niño, lo recuerdo…

Asististe a la Facultad de Arquitectura…

_ No me recibí de Arquitecto, pero fui alumno de la Facultad de Arquitectura durante cuatro años. Siempre me gustó dibujar y pintar…

Fui Profesor de Dibujo en el Liceo Nº 1 de San José en la década del ’80.

 Atención personalizada

_ ¿Qué tipo de piezas van a elaborar en el taller?

_ En realidad eso depende del gusto y de la imaginación de los alumnos. Uno los va dirigiendo. Iremos viendo las distintas técnicas y de acuerdo a eso, se irán elaborando las piezas.

_ El uso del torno es difícil…

_  Sí. Puede parecer sencillo, pero no lo es. Necesita un proceso de aprendizaje. Iremos paulatinamente trabajando. Recién empezamos con lo más elemental, para los chiquilines que no tenían nociones previas.

_ Tú trabajas en forma personalizada, porque atiendes las distintas inquietudes y necesidades de  cada alumno. Hay algunos que ya han asistido al taller de cerámica en años precedentes.

_ ¡Exactamente! Los alumnos están muy entusiasmados. Hay gente nueva en el taller y todo eso me alegra. Debido a que hace tan poco tiempo que empezamos, aún no sabemos cuándo Mariana hará la “Clínica de Cerámica”.

_ Esta pandemia nos ha golpeado a todos, principalmente en lo afectivo, psicológico y emocional. El trabajo manual y creativo compartido proporciona bienestar.

_ Interactuar es sumamente importante. Yo asumí esta tarea para apoyar a Mariana. ¡Espero que ella vuelva! (risas). Ella es la profesora, es como si yo fuera su ayudante…

——————————————————————————————————————-

En la fotografía que encabeza esta página está Danilo Villero junto a los hornos del Museo. Esa y las otras fotografías, fueron gentileza de Leticia Álvarez, funcionaria administrativa del Museo de San José.

Esta entrevista fue publicada el sábado 29 de agosto de 2020, en la pág.13 del periódico «Visión Ciudadana» de San José de Mayo, Uruguay.

 

 

Información de Contacto

San José de Mayo, Uruguay

Follow by Email
Instagram